¿Renuncian los EE.UU. a su lucha por la democracia en Cuba? por Reinaldo Lopez

Los gestos de buena voluntad del Presidente Barack Obama contrastan con la ola de crímenes políticos en la Isla.

En un mundo tan crispado las personas que amamos la paz deberíamos agradecer que el presidente de la nación más poderosa del planeta ofrezca a su enemigo un ramo de olivo y no una declaración de guerra. El gesto más que una señal de debilidad es una reafirmación de magnanimidad y de firmeza.

A Fidel Castro no pareció afectarle los últimos 53 años de enfrentamiento con los EE.UU., entonces por qué no probar el diálogo, se habrán dicho muchos, y seguramente entre ellos, personas influyentes en Washington capaces de llegar a un razonamiento similar.

Tras la enfermedad del dictador ocurrió el traspaso de poder cuasi dinástico a su hermano menor Raúl y tal vez no pocos sintieron que se habría una ventana por donde seguramente entrarían los rayos de la libertad y el desarrollo.

Reconozco que este es un pensamiento válido y humanista, pero los que gobiernan la Isla tienen su propia lógica y los gestos de buena voluntad del contrario son un precioso tiempo ganado.

El gobierno de Raúl Castro ha ido eliminando a una velocidad espantosa a los más genuinos líderes opositores de los últimos tiempos, destacan los asesinatos impúdicos de Laura Pollán y Oswaldo Payá, tras una serie de intentos anteriores de eliminarlos físicamente por medio de los clásicos accidentes de tránsito.

Muertes tras golpizas y más golpizas a opositores pacíficos, encarcelamientos y miles de seres humanos indefensos que nadie ayuda entre los que se encuentran niños, mujeres y ancianos abandonados o vejados por una clase despótica y victimaria.

Cuántos Alan Gross se necesitan para decir hasta aquí o cuántos Zapata Tamayo son suficientes. Desconozco el costo de la causa cubana para los EE.UU., pero por la ayuda que recibe cada cubano y su familia al llegar se deduce que es una gran cantidad de dinero que sale del bolsillo de un pueblo generoso.

Presidente Obama, por más de 50 años su gran país nos ha acogido, protegido y costeado en gran medida nuestra reinserción al mundo libre. Por favor, quítele esta carga a su país de una vez y por todas, siga siendo generoso, libere a los pueblos de ambas naciones de este padecimiento mutuo, extienda su noble mano hasta los hermanos Castro y allí mismo donde los capture, coloque usted su ramo de olivo.

Reinaldo López Jr.

Related News

One Response

Leave a Reply
  1. rumba y habana
    Dic 11, 2012 - 08:25 AM

    Verde Olivo por un Ramo de Olivo. Los rojos y los azules. Es como si fuera un juego de baseball.
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: BERTNIS ENTERPRISES, INC., Miami FL | TELÉFONO: 305.363.4700