Cuba anuncia el arriendo de los servicios sanitarios públicos a los cuentapropistas

Bano publicoEn una sorprendente nota de la Gaceta Oficial de la República de Cuba se acaba de anunciar que el estado cubano se desprende de la atención de los inmuebles dedicados a los servicios sanitarios públicos en todo el país, para entregarlos a los cuentapropistas, quienes deberán atender todas las necesidades de los usuarios.

Tomen nota sobre las referencias al uso de perfumes, talcos, cosméticos, jabón y duchas.

Para más detalles, les muestro la nota oficial de la Gaceta de la República de Cuba:

La Gaceta Oficial de la República de Cuba publicó hoy la Resolución 512/2013, la cual autoriza el arrendamiento de baños públicos pertenecientes a los Servicios Comunales a los trabajadores por cuenta propia en todo el país.

El Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) indica que el precio máximo establecido para los servicios mínimos de inodoro, urinario y lavamanos, es de un peso cubano (CUP). Precisa que los precios de los servicios que se presten en adición a los regulados expuesto anteriormente, ya sea la introducción de perfumes, talcos, cosméticos, jabón, duchas, entre otros, se rigen por la oferta y demanda.

Los consejos de la administración provinciales y el municipio especial Isla de la Juventud son los encargados del control, chequeo y fiscalización del cumplimiento de lo legislado al respecto.

Según la norma, el arrendamiento se realizará mediante un contrato, en el cual las partes están obligadas a adecuarlo a las características de su relación. El trabajador por cuenta propia está obligado a informar a la entidad municipal de Servicios Comunales correspondiente, los servicios adicionales que pretenda ofertar. Los insumos, productos y los gastos por electricidad, agua mantenimiento de los locales, son asumidos por el trabajador por cuenta propia.

En el caso de los gastos de electricidad y agua, se aplicará la tarifa prevista para el sector residencial, según disposición del MFP. Son obligaciones principales del arrendador -además de las recogidas en la legislación vigente- pagar la tarifa acordada en el tiempo establecido.

Además, debe garantizar el mantenimiento y restauración del local, asegurar la calidad, higiene y buen trato en la prestación del servicio, así como también destinar el baño público solo a esta actividad. El cuentapropista prestará el servicio por sí mismo, sin que pueda ceder su posición contractual, ni subarrendar.

La Gaceta anexa toda la información sobre el tema y también lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

 

 

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: BERTNIS ENTERPRISES, INC., Miami FL | TELÉFONO: 305.363.4700