¿Cómo habrá acabado la disputa entre nieta de Mongo Castro con Fidel por viejo jeep?

Esta nota se filtró hace un tiempo y la publicamos en Universo Increíble en septiembre del 2013

NOTA ORIGINAL:

Una de las nietas del mayor de los Castro, Mongo Castro, quien pierde la memoria por momentos, debido a su avanzada edad y deteriorada salud, asevera que Fidel se ha encaprichado en quitarle el viejo jeep americano de la familia.

En un reporte de nuestro colaborador Mario Meneses desde Cuba, informa que Lisandra Castro, nieta de Ramón Castro Ruz, el hermano mayor, ha tenido varias discusiones con cercanos colaboradores de Fidel, quien se quiere adueñar de un jeep antiguo de sus abuelos paternos y que se lo dejaron en herencia, para enviarlo para Birán, y  forme parte del patrimonio de la familia.

Refiere Lisandra, de veintisiete años, quien reside  en Caibarién, provincia de Villa Clara, que “aprovechando la enfermedad de mi abuelo Mongo, “se nos propuso a mi esposo y a mi, cambiarnos el jeep  por un Lada último modelo. Le dije a mis padres que ni mi esposo (José Raúl Cervantes, cienfueguero y chofer de una rastra de miel de una empresa) nos interesaba la propuesta”

En sus declaraciones sobre esta pelea doméstica por una propiedad familiar, la nieta de Mongo Castro está de acuerdo con el cambio pero dijo: “Queremos un yipón o un carro de último modelo, como tienen los hijos y nietos, de Fidel y de Raúl, si no, no haremos ningún negocio”, replicó la joven la que solo visita a su abuelo y la limitan de otras facilidades a las que hoy tienen acceso los Castros,  como castigo a esa actitud.

Otra hija de  Ramón Castro, quien reside con él y lo cuida, ha comentado en varias ocasiones “que en la vida privada de su hija nadie se podía meter y que si Fidel quería este carro, ¡lo tiene que pagar bien caro!

“Mi padre (refiriéndose a Ramón Castro Ruz) bastante que lo ayudó y éste siempre lo ha echado para un lado. Nunca más se apareció por aquí, ni el año pasado que mi padre  se cayó.  Hoy padece de una demencia por su avanzada edad. No me da pena decirlo.”

Por su parte, Lisandra asegura que su tío, Raúl Castro, visita eventualmente la casa de Ramón, y le dá órdenes a los trabajadores de estar al tanto del viejo que ponto cumplirá 89 anos, y quien sufrió una caída el ano pasado.

Ella está muy enojada con Fidel porque “Todo lo que Fidel se antoja hay que dárselo, como si fuera Dios y ¡NO!, ¡tendrá que pagar una alta suma de dinero por el jeep americano, porque este es de los padres de mi esposo y abuelos de mi hija!.

En un próximo espacio publicaremos otras revelaciones a las que tuvo acceso nuestro colaborador Mario Meneses, sobre la más reciente visita de una sobrina nieta de Fidel Castro a la zona especial urbana controlada por el gobierno cubano llamada El Laguito, y acerca de la tarjeta infinita de combustible que utilizan los familiares de los Castro.

Mario Meneses, sept 2013, Cuba.

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: BERTNIS ENTERPRISES, INC., Miami FL | TELÉFONO: 305.363.4700