¿Olvido inducido o…?

Hay que tener claro que detrás de todo el tejemaneje con respecto a las circunstancias de la muerte del Presidente Allende, responde a un plan bien trazado y llevado a cabo con astucia y disciplina…por más de 38 años.

No, no estoy entrando en historicismo especulativo, lo que sucede es que los ” Intocables y Alquimistas de la Historia contemporánea en Chile ” han sabido ser pacientes, trabajar en las sombras y con un plan determinado e invariable.

Nosotros, el vulgo, el pueblo, la gente común y manejada comunicacionalmente  no entendemos esto porque nuestra conciencia colectiva funciona de manera diferente a la conciencia colectiva de esa “gente”. Nuestra estrategia grupal tiende a la dispersión y la de “ellos” tiende a la aglutinación y blindaje del silencio, un verdadero juramento tipo Cosa Nostra, con aureolas  y punciutu…

En este aspecto es persistente y laborioso como las hormigas o las abejas…lo único que “ellos” no trabajan, sino que especulan y manipulan.          Yo sé que muchos  foristas van a pensar que entro en….. “teorías conspirativas añejas y dejadas en el pasado “… pero no  es así.

Todo esto es real y perceptible…pero el entramado está construido de manera que los árboles no nos dejen ver el bosque….pero Usted el lector común dará su última palabra.

Amigos las batallas se ganan en la mente y nuestras materia gris  están influenciadas y programadas de acuerdo a la manera que “ellos” desean que nuestras inteligencia  funcionen. Por eso no nos damos cuenta de lo obvio…se dice que una de las estratagemas más brillantes de Diablo es hacernos creer que no existe.

Esto no es un “eufemismo ” religioso, es solo un refrán popular para ilustrar mi idea. Aunque uno de los pilares más importantes que “ellos” usan para manipular a otros es su propio ” Génesis  del  estado”.

La verdad está ante nosotros, pero una vez la percibamos, tenemos que ser cautos y reservarnos su descubrimiento. En este espacio físico-temporal la correlación de fuerzas favorece a esa “gente”…y mientras no cambie ese status quo debemos ejercitar la prudencia y defender la verdad con hechos concretos,  históricos y lo más importantes , probarlos.

En muchas facetas de nuestra vida contemporánea hemos sido  un peón importantísimo en el ajedrez geopolítico de las grandes potencias sobre todo en estos últimos tiempos. El mimetismo estratégico de los manipuladores e intocables  requiere nuevas formas de “gobiernos” y de seudoideologias…por eso oímos tanto de los llamados “cambios” que cacarean muchos  a través de las agencias de desinformación…perdón, quise decir información masiva…que pertenecen a los mismos “conspiradores”.

La palabra de orden es la confusión de ideas y de conceptos. Conciliación de lo irreconciliable…hoy en Chile se puede ser democrático  y comunista a la vez…se puede ser hombre y mujer al mismo tiempo…a río revuelto, ganancia de transformistas.

Por lo pronto debemos seguir investigando…pero sin levantar mucho polvo……pero cuidado en convertirnos en escuelas de Sofistas y Demagogos,  que desarrollaron un refinado arte de torcer la verdad y presentarla como algo que es y no es.

                                                            Capítulo II

                                                 Sepulcros Blanqueados                                                          

                                                     Olvido inducido

La justicia y verdad histórica, durante siglos ha sido impartida en el mayor misterio y secreto. La administración de justicia –la función más delicada que puede ejercitarse en una democracia-, aparecía y aparece aun, en pleno siglo XXI como una liturgia, de la que el ciudadano en el mejor de los casos, era y es un destinatario pasivo y atemorizado. Los jueces, los magistrados en su mayoría, eran y son sus sacerdotes, emisarios de un orden invisible, pero omnipresentes.

Interventores  de ese orden, se hacían y se hacen la ilusión de participar del poder que emanaba y emana, en muchos casos prisioneros de él, silencioso, aislados de la comunidad, se creían y creen más independientes y neutrales cuando más desgarrados  del Pueblo. Usaban y usan un lenguaje reservado e incognito para muchos  y hermético, concebido, no para ser entendido, sino para ser venerado. No creían y no creen recibir órdenes de nadie, aunque, la más de las veces se anticipaba y anticipan a ellas. Vivian y viven encerrados en una abstracción: El Derecho. Era y es éste, su palacio, el palacio de la justicia. Era, y es, también, su getho.

Hoy en Chile las cosas empiezan a cambiar, los jueces, los magistrados, los fiscales  con dificultades, no pocas vacilaciones, tanteando caminos, prueban nuevas prácticas, reformas que impongan un cambio que les parece inevitable.

Desde dentro, muchos están  derribando  las puertas del getho. Han permitido que entre un poco de aire fresco y se han dejado oír…

El llegar a la verdad absoluta del Ex – Presidente Allende  se produce en un momento en que como nunca, en los últimos tiempos la libertad y la supervivencia del Ser Humano están amenazadas por las guerras, por el control del narcotráfico y las materias primas, intervención y deformación de medios de comunicación, etc.

A estos gravísimos problemas, agreguemos los grandes escándalos financieros , la crisis congénita del sistema capitalista globalizado, el calentamiento del planeta, la delincuencia, el descontento social, la desigualdad , entre otros, muchas veces  sin solución, que a los políticos , alquimistas  y lobistas profesionales en su mayoría no parece importarles y al parecer viven en un país paralelo al nuestro….

El derecho a la verdad jurídica  no significa  un Estado de lucha, es posible la cooperación de los individuos bajo el signo de la razón,  el derecho a la vida el derecho a la libertad, a la  propiedad.

Como es posible, que hasta hoy, cuando la opinión publica exige una aclaración del poder judicial chileno en general, y de la Corte Suprema en particular por los magnicidios llevados a cabo durante la dictadura de marras: los asesinatos del presidente Salvador Allende Gossens y del presidente Eduardo Frei Montalva –con una investigación diligente y científica-, no tengamos aun, la respuesta, la palabra definitiva de la justicia que siempre debemos esperar, a sabiendas que un crimen sin resolver no es pasado sino presente. El asesinato del presidente Frei Montalva avanza con mucha lentitud y el asesinato del presidente Allende Gossens ha sido cubierto con el manto de la indignidad y del olvido hasta hoy en día.

Se pretende acaso, solapar la vergüenza inherente a unos hechos que debieron ser aclarados científica y oportunamente, como en Derecho se exige. La impunidad ha estado jalonada por grandes discursos melodramáticos, pragmáticos y llamadas a la prudencia y a la mesura para no quebrantar la fragilidad del Estado de Derecho.

Seamos honestos para ser justos, la conducta que ha generado la impunidad en Chile, con la “justicia en la medida de lo posible” ha transformado en cómplices de los autores de las atrocidades que he denunciado y comprobado en variados juicios  y  crímenes de lesa humanidad, a los que han asumido un papel complaciente, acrítico, porque en definitiva se los apoya, se los justifica o simplemente no se cuestiona por oportunismo y cobardía histórica , sobre todo al veredicto llegado en su última autopsia .

La lucha contra la impunidad no es una lucha solo por la libertad y la justicia, sino también por la paz. Los chilenos de corazón y alma lo hemos sostenido por dos décadas que en un verdadero Estado de Derecho, hay un sistema judicial con una serie de principios y normas que tipifican claramente el magnicidio como crimen de lesa humanidad y que es obligación del sistema actuar en consecuencia cuando tiene la posibilidad de hacerlo. En el asesinato  del presidente Allende Gossens no ha habido voluntad ni deseo de aclarar este alevoso crimen de lesa.

Pero estimados lectores seamos honestos, para ser justos, desde el inicio de la transición de la democracia en Chile han existido intentos de eliminar la realidad cruel que vivió el Pueblo de Chile en manos de la dictadura de marras, empleando incluso  el olvido inducido. En el Chile exitista y autocomplaciente parece que no hubieran existido los crímenes de lesa humanidad, las desapariciones, las torturas. El infausto 11 de septiembre dejaran de ser hoyos negros de nuestra historia contemporánea, heridas dolorosas en el cuerpo de la Nación, para convertirse en experiencias racionalizadas colectivamente sobre la base rigurosa de ley, la lógica y las normas éticas , morales y la seriedad del estudio que las causo.

Los que no puede ser es que se pretenda continuar con la impostura, la confusión y el silencio cómplice, incluso y muy respetuosamente de los parientes directos del Ex –Presidente Allende.

Si no se llega a la verdad, y no se hiciere justicia ni tampoco las victimas del terrorismo de Estado tuvieran una reparación digna se tendría que proclamar la inocencia de Pinochet y sus secuaces y concluir que las victimas por las violaciones de los Derechos Humanos merecieron sufrir lo que sufrieron y morir como murieron. Un demócrata alemán ante la lentitud de los procesos judiciales contra los nazis, afirmó  “permitir la primera injusticia es abrir la puerta a todas las que le siguen”…

Continuará…

 

 

 

 

 

 

 

 

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN: BERTNIS ENTERPRISES, INC., Miami FL | TELÉFONO: 305.363.4700